- El Centro Comunitario San Judas Tadeo lleva a cabo actividades especiales para los menores durante sus vacaciones escolares
04-08-2017 Caracas, Venezuela
El pasado 28 de julio se dieron por encerradas las actividades vacacionales dirigidas a los pequeños del barrio caraqueño de El Polvorín, proporcionándoles un espacio seguro donde divertirse y aprender en medio a la convulsa situación del país
El prior general de la Orden de Agustinos Recoletos ha hecho recientemente un llamamiento urgente a toda la Familia Agustino-Recoleta para colaborar con la oración y la ayuda material en la mejora de las condiciones de vida y paz social por las que pasa el pueblo venezolano, que vive en una continuada situación convulsa y de crisis que afecta a prácticamente todos los espacios sociales, políticos, económicos, de afirmación de los derechos humanos y de paz social.

Para promover esta ayuda y cooperación, se ha propuesto desde la Comisión de Apostolado Social de la Orden de Agustinos Recoletos reforzar en primer lugar las tareas y trabajos de los proyectos sociales que ya se llevan a cabo.

Uno de ellos, con los que la ONGD Haren Alde colabora intensamente tanto desde el área de apadrinamientos como desde las acciones solidarias (fue además protagonista de la Jornada Corazón Solidario 2015) es el Centro Comunitario San Judas Tadeo.

Aprovechando las vacaciones escolares de los más pequeños, durante el mes de julio el Centro ha ofrecido toda una serie de actividades destinadas a llenar el tiempo de los niños con sonrisas y acogida, mediante una oferta constante de actividades lúdicas y pedagógicas.

El pasado 28 de julio se encerraron estas actividades con una fiesta de confraternización en la que también se homenajeó a los pequeños que forman parte del proyecto de Apadrinamientos y cumplieron años ese mes.

Hasta llegar a esta fiesta, los pequeños habían participado de un gran número de actividades. Entre ellas, una jornada de “bailoterapia” el día 10; un paseo al Parque del Oeste de la capital venezolana el día 13 y una visita cultural al Panteón Nacional el día 17, como pequeñas excursiones fuera del centro; prácticas deportivas como el “kikimbol”, un híbrido de fútbol y béisbol de bajo impacto que se desarrolla entre dos equipos, cuyo objetivo es anotar la mayor cantidad de carreras posibles, y evitar que el contrario anote.

También hubo tardes completas de juegos de mesa, o películas de cine los martes, o incluso un taller de dramatización donde los más pequeños disfrutaron de ser actores, así como un taller de dibujo. Y en los últimos días del mes, para despedir las actividades, una yincana, la entrega de uniformes y la ya aludida fiesta de celebración de los cumpleaños.

Todas estas actividades se han desarrollado bajo la modalidad de tareas dirigidas por monitores, dentro de un proyecto más general llamado “Formadores inquietos, comunidad activa”.


Junio

Durante el mes de junio, el Centro Comunitario San Judas Tadeo había continuado con talleres de tipo más formativo y centrados en el refuerzo de valores, que versaron sobre el proyecto de vida, o sobre el montaje de un periódico en orden a asimilar el derecho de libertad de expresión, dentro del amplio proyecto que se lleva a cabo de refuerzo de derechos humanos.

En junio también se hizo la despedida y consiguiente agradecimiento por su trabajo a los bachilleres de Psicología de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que han llevado a cabo sus pasantías clínicas con niños y niñas de Programa de Apadrinamientos. Además, organizaron diversas charlas sobre hábitos de crianza para los tutores (madres, padres, familia extendida de acogida) de los pequeños.


Una solución de esperanza

El Centro Comunitario San Judas Tadeo ofrece un espacio alternativo de promoción humana y cristiana, personal, social y comunitaria; quiere ser una solución para mejorar la realidad del entorno, el barrio El Polvorín situado en Puerta Caracas, en la capital venezolana.

Para ello ofrece algunos talleres de panadería y repostería los sábados, dirigidos a adultos; promueve valores y habilidades artísticas; ofrece refuerzo escolar y un ambiente donde desarrollar el hábito del estudio y la búsqueda del conocimiento entre los más pequeños, así como orientación psicopedagógica. También es un espacio abierto para el juego y la práctica deportiva, promoviendo el ocio sano y que se evite la estancia sin acompañamiento en la calle entre los más pequeños.

Dada la situación social y económica en que se encuentra Venezuela, y especialmente los habitantes de este barrio caraqueño, queda todavía mucho por hacer. El agustino recoleto José Antonio López es el encargado de gestionar este espacio social.

Debido al aumento de las necesidades, este Centro y obra social necesita seguir creciendo, como lo ha hecho desde su apertura en 2006, para intentar dar respuesta a las personas más desfavorecidas. Actualmente se ofrece servicios a alrededor de 30 niños de entre 4 y 12 años, que acuden a sus instalaciones de lunes a viernes.

Además, también de lunes a viernes, alrededor treinta adultos acuden al comedor situado en la cancha parroquial, en donde un grupo de diez voluntarias, distribuidas a lo largo de la semana, reparten el desayuno.

Además, los terceros viernes de cada mes hay distribución de alimentos donados por particulares para alrededor de un centenar de personas, actividad que está a cargo de cinco voluntarios. Y se ofrece servicio de ropero dos días al mes.

Situado debajo de la residencia de la comunidad se encuentra asimismo el Consultorio médico-odontológico, en el que se atienden las especialidades de Pediatría, Dermatología, Odontología, Medicina General, Ginecología y Laboratorio.


Un barrio castigado en una nación castigada

El barrio de El Polvorín de Caracas es uno de los más castigados por la situación socioeconómica y de total incertidumbre que vive Venezuela. Tiene una superficie de 4,47 kilómetros cuadrados y una población de 89.670 habitantes en último censo oficial de 2009, que se calcula en 90.126 en 2015. Está ubicada al noroeste del centro histórico de la ciudad en el Municipio Libertador, dentro del Distrito Capital.







© HAREN ALDE - En favor de los demás. ONG'D agustino recoleta. General Dávila, 5, bajo D. 28003 - Madrid, España. Teléfono y fax: 915 333 959. NIF: G-31422793. Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 115.324. Declarada de Utilidad Pública el 17 de julio de 2000.
Inicio Quiénes somos Dónde estamos Qué hacemos Noticias Publicaciones Háblanos
-
english português